Leeme!

Loading...

Mírame!

Loading...

miércoles, 24 de marzo de 2010

LA TELEVISIÓN, A PESAR DE TODO, EDUCATIVA

La televisión se ha convertido en una compañera inseparable de los niños en la sociedad en la que vivimos debido a diversos motivos. El motivo principal, desde mi punto de vista, es el hecho de que los padres trabajan muchas horas al día y cuando llegan a casa lo que quieren es descansar y no ponerse con sus hijos a jugar, a hablar o a ayudarles con los deberes, ya que están demasiado agotados. Esta situación no solo tiene connotaciones negativas, siempre y cuando su uso sea moderado y se le ofrezcan programas adecuados para su edad, porque la televisión, como parte de las nuevas tecnologías, se considera una herramienta educativa por las siguientes razones:
- Ofrecen información por varios canales: visual y auditivo.
- Permite la participación del niño.
- Ofrece mensajes y conocimientos significativos y con rapidez.

Como futura maestra de educación infantil me voy a centrar en este nivel en mis aportaciones, con las cuales quiero demostrar que la televisión no es solo un aparato con el que entretener y mantener sentados y tranquilos a los más pequeños, o aprender cosas inapro
piadas para su edad.

Existen muchos programas con un alto nivel educativo y muy útiles como por ejemplo: concursos, documentales, programas que trasmiten valores positivos,… A continuación facilito un enlace al primer capítulo de una serie de animación infantil que desde el primer día que la vi comprobé su valor educativo por varios aspectos que la caracteriza: transmite valores positivos, trata temas que son de interés para los niños, permite el acercamiento a una lengua extranjera, en este caso el inglés, y fomenta la participación del niño, haciendo preguntas y dejando tiempo para que las contesten. El título de dicha serie es: Dora, la exploradora. http://www.rtve.es/infantil/videos-juegos/#/videos/dora-exploradora/todos/1-leyenda-del-pollo-gigante-1-parte/522114/











Como conclusión, si hacemos que los niños vean la televisión con moderación y con el visionado de programas, series y animaciones apropiadas a su edad, además de contribuir en su educación también estaremos contribuyendo a que no se conviertan en niños pasivos, a que no tengan problemas de sobrepeso, a que hagan más ejercicios, porque el tiempo que se le resta a la televisión puede emplearse en salir al parque con la bicicleta o pasear, con lo cual también estaremos fomentando las relaciones sociales; y aumentamos el rendimiento escolar
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada